Hirschberg a. d. Bergstrasse

leu530De las pendientes, pobladas de viñedos, groselleros y variada vegetación, alcanzan los ojos del caminante toda
la planicie que lleva el nombre del romántico rio Neckar hasta su desembocadura en el Rin a pocos quilómetros
de aquí.

No muy lejos, al sur, se divisa la silueta de las cuatro torres gigantes de la legendaria Catedral de Speyer (Spira),
donde duermen los Imperadores de la dinastía sálica (Salier). Al norte, también a pocos quilómetros, la mítica
Worms de los Nibelungos, con su emblemática Catedral, y de la beligerante presencia de Lutero. Al margen del
Rin se yergue la estatua de Hagen en el acto de tirar, al fondo del río, el Tesoro de los Nibelungos, el oro del Rin
(das Rheingold).

En algún rincón de ese paisaje florestal que lleva el nombre de Odenwald, escenario de relevantes hechos míticos
e históricos, la saga registra la existencia del fuente donde el héroe de los Nibelungos, Siegfried, fue asesinado a
traición por Hagen von Tronje que con una lanza lle atravesó la espalda en el único punto vulnerable de su cuerpo.

Allí creció el niño trilingue, incluyendo Kindergarten [guardería] y todo el período escolar, allí vivimos muchos años
e hicimos buenos amigos, todos [o casi todos] excelentes personas con las cuales seguimos manteniendo contacto
hasta el presente.